CARTA ABIERTA A LOS SEÑORES RESPONSABLES DE ASUNTOS ISLAMICOS DEL MUNDO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CARTA ABIERTA A LOS SEÑORES RESPONSABLES DE ASUNTOS ISLAMICOS DEL MUNDO

Mensaje  Hakim el Mar 23 Feb 2010, 22:45

.



Yaisa Marrugo Jimenez/Identidad Andaluza

Tristemente, a pesar del Islam, código de vida con el que Allah dotó al hombre para guiarle en

el camino de la felicidad y el éxito en esta vida y en el Día del Levantamiento, la sociedad musulmana se encuentra sumida, hace ya 4 siglos, en un profundo proceso de decadencia, autodestrucción y el más completo oscurantismo, del que solo la Infinita Misericordia de Allah podría sacarnos mediante la recuperación de aquellas características excepcionales con las que El dotó al hombre desde el momento de la creación y que, el hombre, como hombre al fin y al cabo, se ha encargado de descalificar, sacar de uso y en los más extremos casos hasta de satanizarla.

Según el historiador árabe Ibn Jaldun, “esto se debe a una serie de factores internos, externos y aquellos que pueden calificarse de existenciales”, siendo los primeros de los que en el momento nos ocuparemos.

Entre estos factores internos, cita el mismo autor, “los principales son: la decadencia cultural e intelectual, el fanatismo religioso y la proliferación de la demagogia política… La critica filosóficade los grandes pensadores del Islam como Al-Ghazali, que hubiera podido iniciar una saludable renovación, lleva por el contrario a un pesimismo y a un fanatismo religioso radicales, que sofocan los grandes avances culturales logrados por los árabes bajo los diferentes Califatos desde hacia varios siglos atrás. La intolerancia y el oscurantismo se presentan como fenómenos sociales característicos de los pueblos musulmanes… Se abandona el estudio de las ciencias…”

Ante este triste panorama, salta a la vista que estos factores conservan total vigencia, pudiendo ser considerados, los internos, como consecuencia directa, los unos de los otros: la decadencia cultural e intelectual abona el camino para que reine el fanatismo religioso, el cual es fruto de la ignorancia y este a su vez agita las mentes enajenadas de una sociedad que ha anulado su capacidad de pensar, de aprender y de aprender a pensar, es decir a accionado el botón de apagado de su inteligencia, conllevando a la demagogia.

En consecuencia el principal eslabón de esta letal cadena se centra en la decadencia cultural e intelectual de la sociedad musulmana, la cual se ha agudizado a tal punto que hemos empezados a olvidarnos de que el problema existe y a verlo como parte de nuestro entorno, parte de nosotros mismos.

¿Cómo ha podido ocurrir tal cosa con la sociedad musulmana y los musulmanes, si una de las características con las que Al‐Lah creó al hombre, diferenciándolo de las demás criaturas es la inteligencia?

¿Cómo ha podido ocurrir tal cosa si diariamente millones del musulmanes alrededor del mundo recuerdan la primera de las ordenes descendidas directamente de Allah y que se convirtió en la primera de las revelaciones que conforman nuestro Sagrado Libro?

Dice Alah Todo Poderoso:

“Lee en el nombre de tu señor que te ha creado” (Sura Al-Alaq:1)

¿Será que acaso, con los ires y venires del tiempo hemos extraviado el verdadero sentido de esta revelación?

¿Somos conscientes de la trascendentalidad de la primera palabra de esta frase?

Les invito a que miremos el significado de esta palabra desde una perspectiva etimológica e histórica, tratando de extrapolarlo a la práctica de nuestra vida contemporánea.

Para las civilizaciones occidentales, anteriores a la llegada del Islam, la palabra leer, que proviene del vocablo latino legere, que a su vez proviene de la raíz indoeuropea leg, que significa acumular y del presente verbo griego legein, se entiende como el acto inteligente de elegir y combinar grafemas a fin de extraer un significado. Ahora bien, ¿Cómo podríamos entender la frase acto inteligente? ¿Por qué no acto intelectual en vez de inteligente? ¿Cuál es la diferencia de fondo entre intelecto e inteligencia?

La diferencia entre intelecto e inteligencia radica en que el intelectual es aquel en cuya cabeza se encuentra gran cantidad de información y datos, pero no necesariamente es capaz de poner en práctica aquello que ha aprendido; en cambio aquel que es inteligente coloca en práctica y vive lo que sabe.

Lo anterior nos conduce a un punto crucial: La Educación que impartimos a nuestros hijos, hombres y mujeres llamados a dirigir las sociedades islámicas futuras.

¿Estamos formando seres intelectuales ó seres inteligentes?

¿Somos conscientes de la importancia del papel que como educadores: padres, maestros y guías religiosos jugamos en este proceso de formación integral, al que llamaremos educación?

A la luz del Corán y la Guía Profética, los educadores debemos ser cuidadosos a cerca de la educación, instruyendo y guiando a nuestros niños y jovenes, a fin de prepararles para asumir los retos que implica, con el beneplácito de Al‐Lah, El Altísimo, tratar de reimplantar el islam como código de vida y de recuperar la supremacía de las sociedades musulmanas. Por supuesto esto conlleva la consecución de la felicidad y bienestar humanos.

Cuando dice Allah, Exaltado sea:

“A punto están los cielos de romperse en pedazos [por temor a Él]; y los ángeles proclaman la infinita gloria y alabanza de su Sustentador, y piden perdón por aquellos que están en la tierra”

El término “liman” (aquellos) hace referencia a los seres humanos, como seres dotados de inteligencia consciente, por los que Allah, El más Grande, siente piedad, compasión y amor

Nuestra meta, definitivamente es formar musulmanes inteligentes, es decir, seres capaces de trascender al intelecto aplicando y viviendo los conocimientos. Nuestra pregunta ahora sería:

¿Estamos en el camino correcto?

Intelecto e inteligencia siguen dos caminos, que en determinado punto se separan, haciéndose finalmente divergentes.

Un intelectual, es el resultado de un proceso de enseñanza reproductiva, fría e impersonal, en la cual el único objetivo es formar alumnos pasivos, repetidores de conocimientos.

Un ser inteligente, es el resultado de un proceso educativo integral, en el que mediante la ¡apropiación, asimilación y producción de un nuevo conocimiento, espera llegar a alumnos activos que transformen sus pensamientos.

Cada ser humano, creado por Allah, está dotado de una facultad única, una verdadera bendición del Creador: la inteligencia consciente, que constituye su individualidad, es decir la facultad de pensar y hacer. Los hombres en quienes se desarrolla esta facultad son los que llevan responsabilidades, los que dirigen empresas, los que influyen sobre el carácter. La obra de la verdadera educación consiste en desarrollar esta facultad, en educar a los jóvenes para que sean pensadores, y no meros reflectores de los pensamientos de otros hombres.

Si para los seres creados fuese posible obtener una comprensión plena de Allah y de sus obras, después de lograrla, no habría ya para ellos mayor descubrimiento de la verdad, ni crecimiento en el conocimiento, ni ulterior desarrollo del intelecto o del corazón. . . Demos gracias a Al‐lah de que no es así. . . Y por toda la eternidad los hombres podrán estar siempre investigando y

Por último sería deseable hacer un llamado a la reflexión profunda…

Dentro de la sociedad todos jugamos un papel importante en la educación de nuestros niños y jóvenes, de nuestras generaciones futuras, por lo tanto debemos ser conscientes que en nuestras manos se encuentran las herramientas necesarias para despertar a esta, nuestra amada sociedad islámica ó lo que quede de ella, de este largo estado de inconsciencia en el que se ha mantenido por ya más de 4 siglos.

Por lo tanto, es esencial la evaluación de la metodología que seguimos para cumplir nuestro objetivo, pero sobre todo, es importe tener claro que los grandes líderes son grandes pensadores, no solo grandes intelectuales.



---------------------
avatar
Hakim
Admin
Admin

Masculino
Cantidad de envíos : 297
Edad : 39
Localización : BarceLona
Puntos : 785
Fecha de inscripción : 24/02/2008

http://estilodevida.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.