OTRAS LEYENDAS Y CURIOSIDADES DE LOS MORISCOS EN ALMERÍA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

OTRAS LEYENDAS Y CURIOSIDADES DE LOS MORISCOS EN ALMERÍA

Mensaje  Hakim el Sáb 30 Ene 2010, 21:33


Indalo, símbolo bereber e icono de la provincia de Almería


Esta es la tercera entrega de curiosidades, de Almería y su provincia, en el intento seguir el camino que demuestra la permanencia de los moriscos en nuestra tierra. Esto mismo podemos encontrarlo en cualquier provincia y comarca andaluza, la semejanza entre las dos orillas sigue siendo permanente en la actualidad y seguirá en el futuro, nuestros pueblos a un lado y otro del estrecho siguen siendo el mismo.

Como en anteriores escritos he mencionado, estos son relatos que siguen en el subconsciente colectivo de nuestros pueblos, sobreviviendo como cuentos o leyendas populares, algunos de ellos son hechos históricos, otros simples cuentos. Pero esto puede ser lo que les dé un aura de misterio entre la historia y la ficción.

Pero sigamos viendo lo que nos une a las dos orillas, ya que los medios de comunicación no nos dejan de recordar cada día lo que el progreso intenta hacer para diferenciarnos. Nos dividieron en dos mundos: ahora somos Europa, nuestros hermanos África, pueblos ricos contra pueblos pobres.

Pero todo es mentira, es el intento por hacer que no reconozcamos a nuestros semejantes.

El Indalo

Es el talismán de Almería, se cree que es un dios prehistórico, fue hallado en la cueva de los Letreros, representa a un hombre sujetando con los brazos el arco iris. Según cuenta la historia, da buena suerte y quita el mal de ojo.

Pinturas semejantes a esta se han encontrado en el norte de África, por lo que también es posible sea de origen Tamagzi o Bereber.

El pago de la soldadesca

Diego de Torres, cuenta: los saadíes, “tienen por partidos o alcaidías que es como corregimientos (divisiones judiciales) entre cristianos. Y los alcaides les tienen señalado a el rey en las garramas (impuestos) y rentas de aquellos partidos lo que han de haber de sus sueldos y lo que sobra va al tesoro y con esta orden al tiempo que ha de hacer alguna jornada (guerra) no tiene necesidad de atambor (convocatoria) ni de gastar un real y por esta orden está este moro armado y rico…. Y algunas veces cuando los reyes quieren aumentar algo las pagas, envían a sus alcaides paños y lienzos y otras mercaderías que les pagan los cristianos del diezmo.”

Las Ta´a

Es la división territorial nazarí también llamadas Taha, quiere decir literalmente “obediencia”.

En ellas había un alcalde, a quien obedecían mil ó dos mil vasallos, había un alfaquí mayor a cargo de lo espiritual

La novia de Serón

En 1478, bajo el reinado de D. Juan II, tuvo lugar una peculiar hazaña, la realizaron cuarenta caballeros de Lorca que deseando hacer una incursión en tierra de moros sobre Baza. Pararon en Fuencaliente (Serón) acechando ocasión propicia. Esta se le presento a los pocos días, una comitiva de doce moros ricamente ataviados y con lujosas armas acompañaba a una joven. La joven resulto ser la hija del alcaide de Serón que iba de esponsable a Baza a casarse con el alcaide de la ciudad.

Sorprendidos, se entregan sin resistencia, pero avisados salieron de Serón 200 jinetes en su persecución. Los cristianos resistieron al mando de un caballero lorquino llamado Tomas de Morata, el cual ordeno degollar a los cautivos y se refugio en un cerro donde se hicieron fuertes.

Perdida toda esperanza de los cristianos por salvar sus vidas, la doncella logró convencer a sus captores para que la dejasen ir, ya que nada obtendría a cambio.

Dicen que el adalid del grupo exhorto a sus compañeros este romance:

“Volvamos esta mora caballeros

Pues no es de gran valor este presente

Mostremos el valor de ser guerreros

Llévela su esposo justamente

Pues no venimos todos por dineros

Si no por ganar honra eternamente

Muéstrese el valor aquí al presente”.

El libro de Mahoma

Recoge Francisco Jover, que en Marchena se encontraba el “Libro de Mahoma”, un pedazo de muralla caído en la ladera. Abierto como si fuera un libro, la lluvia y el viento fueron escribiendo extraños e ininteligibles signos al paso del tiempo.

Los muros destruidos, las ruinas informes de Marchena, siempre excitaron la imaginación de los vecinos de los pueblos del alrededor. Y no todo fueron inocentes leyendas.

De Terque se recuerdan los sueños de una agricultor que imagino ocultas riquezas en este despoblado, cuya imponente mole todas las mañanas veía asomar por la ventana de su habitación. El agricultor para despejar sus dudas, se dejó aconsejar por una famosa adivina, conocida como la “niña dormida”, a la que trajo de Almería para que viese el lugar. El pobre agricultor dedico toda su vida a hacer zanjas, sacar piedras y remover la tierra, que aun hoy en día se puede ver, destruyendo un yacimiento arqueológico por una quimera


Los pichichanes almerienses

Cuenta la leyenda que en 1147, el capitán de galera Crespo, del condado de Barcelona, que venía a unirse a las armas del rey Alfonso VII y de sus aliados los Genoveses, unidos ambos lucharon y vencieron a los almohades almerienses, no obstante a la victoria de estos en tal contienda naval, fue herido en sus testículos el capitán Crespo, causándole disfunción eréctil, discapacidad conocida en su época como “pollatus morcillonus”.

Ha traído Crespo por el afamado prestigio de una curandera casamentera de Pechina, acudió al lugar y se sometió al tratamiento de los pichichanes. Su curación fue radical. Se reincorporo a la armada librando mil batallas con éxito y permanente mente “armado” por los pichichanes engendro 16 hijos de los que 6 fueron gemelos. De ahí se desprende la tesis medicinal que defiende que también son buenos contra la esterilidad.

Tras la reconquista de Al-Andalus por el almohade Yusuf I, Crespo tuvo que huir y recalo en Abdera. Antes se hizo con la formula exacta de los pichichanes, legado familiar que ha ido pasando de una generación a otra entre los prolíferos Crespo.

Las monedas del rey

La campana de la torre de la vela de la alcazaba de Almería, tiene una inscripción en su vuelo, y dice así “Me llamo Santa María de los Dolores. Reinando el rey Don Carlos III. Año 1763”.

Cuentan una curiosa anécdota sobre esta campana. Cuentan que Carlos III, mando una moneda de oro para ser arrojada el día de su fundición. Esto obligo a las personas más pudientes de la ciudad a hacer lo mismo con monedas de plata. La fundición de la campana se realizaba en algún lugar no muy lejos de la ciudad, para evitar problemas de traslado, su trabajo fue laborioso, por lo cual se pudo incluir en su fundición la aportación de todos.

Los almerienses de la época, creían que la claridad de su sonido, no dependía tanto de la pureza de los metales, ni de la habilidad de los artesanos, sino de la cantidad de oro y plata que contenía la aleación. Esto pensaba el pueblo que era señal de buena suerte.

La vía hercúlea

Llegar a la antigua Al-Mariya, siempre a sido complicado por la dificultad geográfica, uno de los primeros caminos e largo recorrido que se conoce fue el denominado “vía hercúlana”, que iba de Cartagena a Cádiz, pasando por los campos de Sorbas y Tabernas. Los andalusíes comunicaron Córdoba con Bayyana y posteriormente se amplio seis millas hasta Al-Mariya. Otro camino salía desde Al-Mariya a Acci por Wiñana (Fiñana). Y de levante iba a Vera y acababa en Lorca.

San Cleofás Patrón de Vera

Con el levantamiento de Abén Humeya, los enfrentamientos llegaron al Bajo Almanzora en el mes de Marzo. Duraron seis meses los escarceos y guerrillas por estos pueblos, hasta que el 25 de Septiembre los moriscos ponen sitio a Vera. Cuando los moriscos estaban a punto de tomar Vera, llegaron tropas de refuerzo desde Lorca y las tropas moriscas tuvieron que retirarse, eso ocurrió el día de San Cleofás, por ese motivo lo proclamaron patrón de Vera ese mismo año

Amar después de la muerte, y el sitio de la Alpuxarra:

Había en Almería un joven morisco llamado Tuzani. Era un hermoso caballero, diestro en manejar su larga espada de fino temple, suspendida de un elegante tahalí, y su rico arcabuz valenciano. Tuzani amaba a una joven morisca, la bella Maleha, que fuera muerta en el sitio de Galera, donde fueron cometidas tantas atrocidades. Encontró el cuerpo de su amada atravesado por dos golpes mortales e hizo el juramento de vengarla. Se alisto en el ejército español y tras muchas pesquisas, acabó por descubrir que el asesino era un tal Garcés. Encerrado por casualidad con el morisco en la prisión del Andarax, Garcés se confeso autor del crimen y fue apuñalado por Tuzani, que consiguió escapar. Fue detenido de nuevo y se le condujo ante don Juan de Austria que, después de oír la historia, le concedió su perdón y su libertad.

.
avatar
Hakim
Admin
Admin

Masculino
Cantidad de envíos : 297
Edad : 39
Localización : BarceLona
Puntos : 785
Fecha de inscripción : 24/02/2008

http://estilodevida.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.