ACERCA DEL SUFISMO. Del libro “El secreto de los secretos”

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ACERCA DEL SUFISMO. Del libro “El secreto de los secretos”

Mensaje  Hakim el Dom 30 Ago 2009, 17:09





El nombre de sufi es una expresión derivada de la palabra árabe saaf “puro”. La razón por la cual los sufis fueron llamados por este nombre es que su mundo interior está purificado e iluminado por la luz de la sabiduría, de la unidad y de la unicidad. Otro significado de esta denominación es también que ellos estaban espiritualmente conectados con los constantes compañeros del Profeta (s.a.s) que fueron llamados ” los compañeros con manto de lana”.

Ellos también podrían haber usado el acostumbrado manto de lana de oveja basta (suf) cuando eran novicios, y de haber pasado sus vidas con vestidos remendados.Así como su exterior es pobre y humilde, así lo es también su vida en este mundo. Ellos son frugrales en su comida, su bebida y demás placeres de este mundo. En el libro llamado al-Majma’ se dice, “lo que les sobreviene a los piadosos ascetas es el más ordinario y humilde vestido y manera de vivir”. Aunque ellos pueden aparecer muy poco atractivos para el mundo, su sabiduria se manifiesta en su gentileza y delicadas maneras, que los hacen atractivos a aquellos que saben. En realidad ellos son un ejemplo para la humanidad. Siguen las prescripciones divinas. Están en la mirada de su Señor, en el primer rango de la Humanidad; A los ojos de aquellos que buscan a su Señor ellos son hermosos a pesar de su humilde apariencia. Ellos deben ser distinguidos y distinguibles y deben ser así, de esta manera, uno y todos, porque ellos están en el nivel de la unidad y de la unicidad, y deben aparecer como uno.

En árabe la palabra tasawwuf (que designa la disciplina y método de los sufís) consiste en cuatro consonantes, t s w f. La primera letra, T, representa tawba, el arrepentimiento. Este es el primer paso que debe ser tomado en el camino, es como si dijéramos un doble paso, uno hacia dentro y uno hacia fuera. El paso exterior del arrepentimiento consiste en palabras hechos y sentimientos: guardar la vida de uno libre de errores y de malas acciones, e inclinarse hacia la obediencia; huir de la revuelta y la oposición, para buscar el acuerdo y la armonía. El paso interior del arrepentimiento de realiza en el corazón. Consiste en limpiar el corazón de todos los deseos mundanos y conflictivos, y llegar a la total afirmación del deseo por lo divino. Así pues el arrepentimiento, es decir, ser consciente de lo erróneo y abandonarlo, y ser consciente de lo correcto y esforzarse por ello, lleva a uno al segundo paso.

El segundo estadio es el estado de paz y alegria (safá). La consonante s es su simbolo. En esta etapa hay similarmente dos pasos a tomar: el primero es hacia la pureza del corazón y el segundo hacia su centro secreto.

La paz de corazón llega a un corazón libre de ansiedad. La ansiedad está causada por el peso de todo lo que es material –el peso de la comida, la bebida, del sueño, de la charla banal -. Todo esto, como la gravedad de la Tierra arrastra el corazón etéreo hacia abajo, y liberarse a si mismo de este peso cansa al corazón. Además hay ataduras –deseos, posesiones, amor de la familia y de los hijos- los cuales atan el corazón etéreo a la tierra y que le impiden elevarse.

La manera de liberar el corazón, de purificarlo, es alabar a Allah. Al principio este recuerdo solamente puede ser hecho exteriormente, repitiendo sus divinos Nombres, pronunciandolos en voz alta, de tal manera que tanto uno como los otros puedan escuchar y recordar. A medida de Él se hace constante el recuerdo se hunde en el corazón y se hace interior, silencioso. Allah dice: “Creyentes son aquellos que cuando Allah es mencionado, sienten un temblor en sus corazones y cuando ellos oyen sus manifestaciones su fe es reforzada” (Sura Anfal, 2). “Temblor” significa temor, miedo y amor a Allah. Con su recuerdo y recitación de los nombres de Allah el corazón despierta del sueño de la inconsciencia, se limpia y llega a brillar. Entonces formas y figuras procedentes del reino oculto e invisible se reflejan en este corazón. El Profeta (s.a.s), dice: “Los hombre de conocimiento exterior visitan e inspeccionan cosas con sus mentes, mientras que el sabio está interiormente ocupado limpiando y abrillantando su corazón”.

La paz del secreto del centro del corazón es conseguida mediante la purificación del corazón de toda y cada una de las cosas de este mundo y preparándolo para recibir únicamente la esencia de Allah, la cual entra cuando el corazón ha sido embellecido con el amor de lo divino. Los medios para esta limpieza son el constante recuerdo interior y la recitación con la lengua secreta de la divina Confesión de la Unidad, la illaha illa Llah –No hay más dios que Allah-. Cuando el corazón y su centro están en un estado de paz y felicidad, entonces la segunda etapa, representada por la letra s ha sido completada.La tercera letra, w, simboliza la wilaya, que es el estado de cercanía y proximidad de los amantes y amigos de Allah. Este estado depende de la propia pureza interna. Allah menciona a Sus amigos en el Sagrado Corán:

“No es cierto que los amigos de Allah no sufren miedo ni se apenan.Para ellos hay buenas nuevas en esta vida y en la otra…” (Sura Yunus, 62 y 64).Aquel que está en el estado de wilaya es totalmente consciente de ello, está lleno de amor y está conectado con Allah. Como resultado es embellecido con el mejor carácter y comportamiento. Este es un regalo divino con el que ha sido agraciado. Nuestro Maestro el Profeta (s.a.s) dijo: “Observad las divinas reglas y comportaos de acuerdo con ellas…”. En esta etapa el hombre consciente cubre su mundanidad y sus características temporales y parece recubierto de atributos divinos. Allah dijo a través de su Profeta (s.a.s): “Cuando Yo amo a Mi siervo Yo me convierto en sus ojos, su lengua, sus manos y sus pies. Él ve a través de Mí, el oye a través de Mí, el habla en Mi nombre, sus manos llega a ser las Mías y él camina con Migo.

Límpiate a ti mismo de todas las cosas y guarda solamente la Esencia de Allah en ti, pues está escrito:

“la Verdad ha llegado y la falsedad se ha desvanecido. Ciertamente la falsedad está condenada a desvanecerse” (Sura Bani Israil, 81)

Cuando la verdad llega la falsedad se desvanece y la etapa de wilaya ha sido completada.La cuarta letra, f, simboliza fana, la aniquilación de uno mismo, el estado de vacuidad (estar vacío de todo lo que no es la Esencia de Allah). La falsa identidad de uno mismo se derrite y evapora cuando los atributos divinos entran en el ser íntimo, y cuando la multiplicidad de los atributos mundanos desaparece, su lugar es reemplazado por el único atributo de la Unidad.

En realidad, la verdad está siempre presente. Nunca desaparece ni declina. Lo que sucede es que el creyente se da cuenta y llega a ser uno con Aquello que lo ha creado. Estando con Él, el creyente recibe Su placer: el ser temporal encuentra su verdadera existencia realizando el eterno secreto. Todo perecerá excepto Su Rostro…”(Sura Qasas,88).El camino para realizar Su verdad es a través de Su placer, a través de Su acuerdo. Cuando vuestras acciones están hechas solo por Él, solo para obtener Su aprobación, entonces os acercáis a Su Verdad, a su Esencia, todo desaparece excepto Aquel que está complacido y aquel con el cual Él está complacido, unido. Las buenas acciones son la madre que lleva en su seno el fruto de la verdad: la vida consciente de un verdadero ser humano. “Las buenas palabras y las buenas acciones se elevan hasta Allah” (Sura Fatir, 10). Si uno actúa y existe solamente por Allah, entonces uno deja de adjudicar socios a Allah, deja de ponerse a sí mismo o a otros en lugar de Allah. Pero cuando el ego y el egoísmo es aniquilado uno alcanza el estado de la unión con Allah. El grado de la unión es el Reino de la Proximidad a Allah. Allah describe su Reino de esta amnera: “Ciertamente los hombres rectos estarán…en el lugar de la verdad, en presencia del Sobrano Omnipotetente” (Sura Qamar, 54,55). Este lugar es el lugar de la Verdad Esencial, la verdad de todas las vedades, el lugar de la unidad y de la unicidad. Es el lugar reservado a los Profetas, para aquellos que son amados por Allah, para Sus amigos. Allah está con aquellos que son de verdad. Cuando una existencia creada se une a una existencia eterna, ya no puede ser concebida como una existencia separada. Cuando todas los lazos terrenales son abandonados y uno está en unión con Allah, con la Divina Verdad, uno recibe la pureza eterna, nunca será maldecido, y llegará a ser uno de los “compañeros del jardín, habitando allí para siempre”(Sura Araf,42). Ellos son: “Aquellos que creen y realizan buenas obras”(Sura Araf,42). Y sin embargo, “Nosotros no ponemos ninguna carga en ninguna alma, excepto aquello que puede cargar” (Sura Afraf,42), pero uno necesita una gran dosis de paciencia, “y ciertamente Allah está con aquellos que perseveran pacientemente” (Sura Anfal,66).


---------------------------------------------------------------------
avatar
Hakim
Admin
Admin

Masculino
Cantidad de envíos : 297
Edad : 39
Localización : BarceLona
Puntos : 785
Fecha de inscripción : 24/02/2008

http://estilodevida.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.