MUSULMANES EN LA PENINSULA ANTES DEL 711

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

MUSULMANES EN LA PENINSULA ANTES DEL 711

Mensaje  Hakim el Sáb 29 Ago 2009, 18:01


Ali Manzano/Identidad Andaluza




Algunas veces, cuando creemos que todo lo sabemos, cuando pensamos que la historia que hemos escrito está basada en estudios y bases científicas irrefutables, cuando despreciamos las tesis y teorías de los que violentan la historia que hemos montado para justificar nuestros prejuicios e intereses … suceden hechos reveladores que iluminan nuestra gris existencia, para darnos a conocer indicios de otra realidad, que nos llevará a revisar nuestra historia, nuestras verdades absolutas, nuestros dogmas y nuestros prejuicios para abrirnos al conocimiento de una realidad que no está basada en los intereses políticos de ninguna oligarquía y que no tiene que recurir a dogmas ni leyendas para justificar sus argumentos.



Uno de esos “hechos reveladores” apareció en las excavaciones arqueológicas de la localidad valenciana de Xativa. Me estoy refiriendo al descubrimiento arqueológico de la Bola de Xativa en junio del 2004. En las excavaciones aparecieron piezas de época romana del siglo I, junto a 170 fosas de periodo islámico y una lápida mortuoria, en perfecto estado de conservación, de mármol, de 70 cm. de anchura por 40 de altura y 15 de grosor, con un peso aproximado de 60 kg. Y con inscripciones en árabe, referentes al nombre del fallecido, año de la muerte, y ayas del Corán, en un estilo caligráfico cúfico con la siguiente leyenda:



Bismi Alláhi Alrah-máni alrah-imi ya ayuhá alnasa inna wa’da

Allahi ha’aqqun fala taguffannakum alh-ayati aldunya wa la yaguffa

nnakum biLlahi algurur hada qabru Ah’mad bni Fihr? Nahr?

i rah’imahu A/láhu kana yashadu anna lá illaha i/la

Allah wah’dahu la sharika lahu wa anna Muh’ammadan ‘abduhu

wa rasuluhu arsa/ahu bilhuda wa dinni alhaqqi liyunz’hirahu

ala aldini kulliha wa law kariha almusrikuna yawn

wa’isruna mina aljumadá alülá mina alsannati saba’a ,va’isruna



Traducción:



En el Nombre de Allah, el Todoclemente, el Todomisericordioso, “0h hombres¡ Ciertamente la promesa

de Allah es verdad. ¡Que no os engañe la vida mundana y que no os engañe

[a vosotros] el engañador respecto a Allah” (Coran 31 :33). Esta es la tumba de Ah’mad bn Fihr? Nahr?

,¡Que Allah tenga misericordia de él. Daba testimonio de que no hay ídolos sino

Allah, Único y sin socios, y que Muhammad es su siervo

y mensajero. “La envió con la guía y el Din de la Verdad para hacerla resplandecer

sobre todas las religiones, aunque repugne a los asociadores” (Coran 9:33/ 48:28). Un día y 20 [= 21] de jumada-l-ula del año 27 [de la hégira: 21 de febrero de 648].



De la lápida y de su texto podemos resaltar los siguientes datos:



1.- El texto está esculpido en un perfecto árabe.

2.- La grafia está esculpida en estilo cúfico.

3.- Las ayas coránicas son exactas.

4.- La fecha de defunción está datada en el año 648, correspondiente al año 27 de la héjira, dieciséis años Después del fallecimiento del profeta Muhammad.

5.- Tanto la piedra como la forma de esculpir la lápida es de época tardo-romana.

6.- Ha sido encontrada en el levante peninsular.



Por todo lo expuesto anteriormente, podemos deducir que la persona que hizo la lápida era un artesano local, gran conocedor del idioma árabe y del Corán. Pero la fecha de fallecimiento data del año 648, tan solo dieciséis años después del fallecimiento del profeta Muhammad (s.a.s.), lo que nos lleva a pensar, que varios años antes de esta fecha, habrían llegado al levante peninsular algunos musulmanes contemporáneos del profeta predicando el nuevo Din y creando pequeñas

comunidades islámicas en las que se enseñó el idioma árabe y el Corán a los nativos del lugar. Por las características de la lápida, parece ser que el fallecido era una persona de gran relevancia, posiblemente el maestro de esa pequeña comunidad islámica llegado años antes procedente de la península arabiga.



Lo que con este descubrimiento se nos revela como incontestable, la presencia de comunidades islámicas en el levante peninsular con anterioridad al año 711, ya lo intuyó, demostrando una inconmesurable capacidad de análisis, el historiador Ignacio Olague en su obra “La revolución islámica en Occidente”:



“Sabemos por la evolución de ideas de las que tenemos información cierta, que el sincretismo arriano evolucionaba hacia el sincretismo musulmán. Aun ante el hecho de una gravísima dificultad, como la ausencia de documentación en el slglo VIII, correcta sería la deducción, pues tenemos dos puntos situados en la misma curva de evolución y sabemos sin duda alguna que desciende el Islam, genéticamente hablando, del cristianismo unitario. Por consiguiente, se debe suponer que la penetración de los principios coránicos se realizaba desde hacia tiempo; pero no en todas las regiones peninsulares, pues las favorecidas por la geografía serian privilegiadas. Tampoco es temerario suponer que los primeros contactos se realizarían a orillas del Mediterráneo antes del mismo siglo VIII. Pues la expansión del Islam no se impuso por obra de ejércitos extranjeros, sino por la acción de ideas-fuerza. Se ha deslizado y luego ha prosperado en virtud de la misma dinámica que rigió y rige hoy día la propagación de movimientos similares. En un medio favorable, se difundió la idea por actos anónimos y muchas veces oscuros.



Nada sabemos acerca de la propagación del cristianismo en la Península Ibérica durante los primeros siglos. Surge de pronto en el IV, como por obra de una explosión. Ocurrió lo mismo con la difusión del Islam. Ante la ausencia de textos latinos y árabes, en siglo y medio, lo menos que se puede enunciar es que ha sido predicado en un ambiente propicio por oscuros propagandistas; por lo cual no han dejado de esta acción rastro alguno.



Por otra parte nos consta, por la observación de fenómenos análogos ocurridos en el curso de la historia, que se disimula este proselitismo anónimo a los ojos de los contemporáneos bajo la cubierta de una densa confusión. Aun hoy día, en que la instrucción y la facilidad de las comunicaciones – y por consiguiente el intercambio de ideas- han predispuesto el espíritu de las gente a una mayor agilidad., se requirió un cierto tiempo para que aprendiera el público a distinguir en la acción socia los adheridos a las diversas teorías. Hemos conocido en nuestra

juventud a personas selectas por su instrucción y por sus cargos que confundían a los anarquistas con los parlidarios de la II o de la III Internacional. ¿ Qué seria en el siglo IX, en que las gentes, hasta las más cultas, disponían de escasos medios informativos? Se requería una linterna muy bien encendida y un ojo avizor excelente para discernir en aquellos tiempos a un arriano de un premusulman y de un auténtico creyente. Tanto más que en muchos años compondrían éstos una pequeña minoría”.



A pesar de la contundencia de las pruebas, los “sabios de la patria española”, se empeñan en tropezar una y otra vez con la misma piedra, en mantener sus dogmas y sus prejuicios en contra de la razón, de la lógica y de la evidencia. El método de análisis histórico empleado por algunos arqueólogos y arabistas raya la locura, insultando la inteligencia de cualquier persona interesada en el esclarecimiento de los hechos históricos acaecidos en la Península Ibérica. Primero, confeccionamos los dogmas de fe históricos (invasión de árabes, reconquista, expulsión de los moriscos y repoblación con castellanos y gallegos) necesarios para justificar hechos acaecidos con posterioridad: unidad política y religiosa de España, genocidio físico y cultural del pueblo andaluz (morisco), encubierto bajo la palabra “reconquista” y los numerosos decretos de expulsión. Una vez establecidos los dogmas, intentamos encajar los hechos para que estos no contradigan los dogmas preestablecidos.



Pero algunos hechos tienen un difícil encaje en la historia dogmática oficial, como por ejemplo la lápida de la que estamos informando en esta web, datada en el año 648. ¿ Como puede ser del año 648 si los árabes no invadieron “España” hasta el año 711? En vez de replantear la historia ante

la aparición de nuevas pruebas, los “científicos oficiales” – muy bien pagados por el Estado – nos ofrecen un juego de prestidigitación. Como los árabes no invadieron “España” hasta el año 711, la lápida no puede ser del año 648. El artesano que esculpió la lápida “se equivocó” de fecha, poniendo la de 648 en vez de la de 1038, fecha dada por los arqueólogos de forma caprichosa y sin justificación alguna. Si en la lápida la fecha de fallecimiento, en un perfecto árabe está datada en el año 648, ¿en que se basan los arqueólogos para decirnos que corresponde al año 1.038? ¿imaginación, desinformación, incompetencia, miedo a la verdad? ¿Cómo le llamaríais vosotros? El que acierte mi calificativo tiene premio: un viaje a algunas universidades “españolas” para conocer a esa raza de “científicos en extinción” que investigan al dictado de la administración que les paga, con el objetivo de mantener los “dogmas oficiales”. Cuando la libertad de investigación y de pensamiento llegue a las universidades del Estado español, la HISTORIA se podrá empezar a escribir con letras mayúsculas.

-----------------------------------------------------
avatar
Hakim
Admin
Admin

Masculino
Cantidad de envíos : 297
Edad : 38
Localización : BarceLona
Puntos : 785
Fecha de inscripción : 24/02/2008

http://estilodevida.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: MUSULMANES EN LA PENINSULA ANTES DEL 711

Mensaje  Hakim el Sáb 29 Ago 2009, 19:02

REFLEXIONES SOBRE LA LÁPIDA DE XÁTIVA



Ali Manzano/Identidad Andaluza



La noticia publicada “Identidad Andaluza”, referida al descubrimiento arqueológico en “La Bola de Xàtiva” de una lápida funeraria fechada en el año 27 de la Hégira, correspondiente al año 648 de la era cristiana, ha tenido una gran repercusión en círculos universitarios, entre profesionales de la lengua árabe, en páginas web y en numerosos foros de internet, donde la polémica suscitada ha originado un rico debate sobre la datación de la lápida y lo que conlleva, la presencia de musulmanes en la Península Ibérica antes de la supuesta invasión en el año 711. Tras recibir numerosos E-mail en nuestra web, recoger los aparecidos en prestigiosos foros de historia, y previa consulta con reconocidos expertos en la materia, hemos llegado a las siguientes conclusiones tras analizar todos los datos de los que disponemos, y sin cerrarnos a otras interpretaciones que pudieran surgir en el caso de que aparecieran nuevas pruebas o nuevos argumentos con la solidez suficiente para desmontar las conclusiones que a continuación exponemos.



Sostenemos la tesis de la exactitud de la fecha esculpida en la lápida en base a:



- La traducción literal de la lápida.

- El entorno de la excavación.

- La comparación del entorno arqueológico con otros similares.

- El estilo caligráfico.

-Los testimonios recogidos en hadices del profeta Muhammad referentes al envío de mensajeros a lugares muy distantes de Meca en las mismas fechas.



Si nos olvidamos de las interpretaciones, que siempre están influenciadas por componentes sociales, intereses profesionales o ideológicos, nos quedamos con el único dato certero y en el que todo el mundo está de acuerdo; la traducción de la lápida es correcta y por lo tanto la fecha en ella expresada es la del año 27 de la Hégira, es decir, el año 648 de la era cristiana. A partir de aquí, podemos especular con todos los argumentos que se derivan de la interpretación del resto de elementos que intervienen en la datación especulativa de la lápida y del entorno arqueológico en donde esta se ha hallado. El entorno arqueológico, corresponde a diferentes periodos históricos, desde el periodo romano del siglo I, hasta, según los arqueólogos, el siglo XVII. Pero lo que nos interesa en este caso, son los enterramientos Islámicos. Según el arqueólogo que llevó a cabo las excavaciones, el Sr. Escrihuela, “las féminas suelen llevar anillos y pendientes de plata de poca calidad y solo un infante de unos siete años aparece con un sello cuadrado importante de plata”.



Esto nos demuestra que la técnica funeraria empleada no se corresponde con las empleadas por los musulmanes en el siglo XI, fecha de la primera datación de la necrópolis islámica, sino que corresponde a la época en que se iniciaba el proceso de conversión del unitarismo al Islam, caracterizado por la traslación de las técnicas y modos funerarios unitarios a la incipiente cultura funeraria islámica, produciéndose en esa primera etapa de conversión una asimilación de estilos funerarios, que no se daría más tarde cuando la población hubo asumido las formas funerarias islámicas, por lo que deducimos que el entorno de las excavaciones, en lo referente a la necrópolis islámica, no se puede datar en el siglo XI, sino en el VII, coincidiendo con la fecha de defunción expresada en la lápida. Este fenómeno de transición de enterramientos Unitarios a enterramientos Islámicos, ha sido sobradamente estudiado, especialmente en las excavaciones de Almonaster (Huelva), donde se puede apreciar con claridad los sucesivos cambios en los hábitos funerarios hasta llegar a los enterramientos Islámicos más ortodoxos en los siglos donde la islamización de la población era elevada. La forma de los enterramientos de Xàtiva, es muy similar al de las fosas más antiguas encontradas en Almonaster, correspondientes al periodo de transición del Unitarismo al Islam. En cuanto a la lápida en sí, el arqueólogo responsable de las excavaciones de Xàtiva, nos dice que “posiblemente se trata de una pieza procedente del periodo romano pero que ha sido reciclada por la época islamista”. Supongo que en el siglo XI sería difícil encontrar lápidas del tamaño y características de la que estamos tratando, de época romana, por ser de un periodo anterior, por lo menos en quinientos años, resultando bastante más fácil encontrarlas en el siglo VII. El otro elemento de controversia para la datación de la lápida, es el tipo de escritura empleado, el cúfico. No hay que esperar al siglo XI para encontrarnos numerosas muestras de este tipo de caligrafía, pues ya era desarrollada en el siglo VII en Bagdad por la dinastía Abasi. Esto no significa que su origen estuviera en Bagdad, pudiendo ser originaria de cualquier otro sitio, incluso de Al-Andalus, al igual que ocurrió con los números árabes, que aunque desarrollados magistralmente por los árabes, su origen es la India.



Los árabes no inventaron muchas cosas, pero tuvieron la habilidad de recoger y desarrollar las ciencias y las letras de muy diversas partes del mundo, integrándolas en su cultura y devolviéndolas al resto del mundo como propias. Esto pasó con los números, y probablemente también con la escritura cúfica. Hasta hace poco tiempo, también pensábamos que el arco de herradura fue incorporado a la cultura andalusí por los árabes, descartándolo recientemente ante la contundencia de las pruebas respecto a su origen autóctono. Pero hay personas que siguen buscándole los tres pies al gato, argumentando que las piezas encontradas en la península arábiga con escritura cúfica están menos desarrolladas que la encontrada en Xàtiva, por lo que la pieza de Xàtiva tiene que ser de una época posterior. Esta teoría se cae por su propio peso, pues parte del error de pensar que la escritura cúfica se inventó en Arabia. Como ya hemos expresado en el párrafo anterior, posiblemente los árabes copiaron ese tipo de escritura de otras partes del mundo, muy posiblemente del Mediterráneo, zona con la que tenían frecuentes contactos comerciales, especialmente la zona de influencia del imperio Bizantino, incluído el levante peninsular. Por ello, seria lógico pensar que los artesanos de las zonas donde se había desarrollado inicialmente este tipo de escritura, hubieran alcanzado una perfección que los artesanos de Bagdad aún no habían alcanzado en el siglo VII. No podemos comparar piezas arqueológicas de época islámica de la Península Ibérica y de Arabia, aunque fueran del mismo periodo, pues el Islam andalusí evolucionó de una forma muy diferente al Islam Oriental, en sus expresiones artísticas y culturales, basadas en el rico acerbo cultural anterior.

Otro de los tres pies del gato, es el referente a la teoría de la llegada de la pieza desde Siria a lomos de un burro en el siglo XI. Se nos olvida que la pieza pesa 60 kg. y que en aquella época, un viaje desde Damasco hasta Xàtiva podría durar meses, además de no entender la finalidad de tal operación. ¿Pretendían los Sirios del siglo XI engañar a los ciudadanos del estado español del siglo XXI?. Las extrañas contracciones de letras para hacer coincidir el escrito con las dimensiones de la lápida, hablan de un artista neófito o pionero en el uso de la escritura árabe. De haber sido esculpida con posterioridad, la perfección por la práctica de este tipo de trabajos hubiera dado un resultado mucho más “normalizado”. Tampoco es extraño que un contemporáneo del profeta Muhammad llegara a la Península Ibérica, ya que está suficientemente documentado el envío de mensajeros a innumerables sitios muy alejados de Meca, siendo muy conocido el hecho de la llegada de estos mensajeros a China, concretamente a la ciudad de Shangai, en la que hoy en día se conserva una mezquita de esa época. Si los mensajeros del profeta llegaron a China, ¿porqué no pudieron llegar a la Península Ibérica?. Esta posibilidad coincide con la fecha de la lápida de Xàtiva.



Y el tercer pié del gato, es el referente a la datación efectuada por el arqueólogo encargado de las excavaciones. Este señor data la pieza en el año 1038 de la era cristiana, 427 de la Hégira. ¿Porqué el año 427 si la traducción, que no ofrece dudas, nos da el año 27?. Según algunos estudiosos, en el siglo XI los musulmanes no esculpían las centenas en las fechas de defunción. Es un poco extraña esta argumentación. ¿Porqué no escribían las centenas en el siglo XI y sí lo hacían en los siglos anterior y posterior, es decir, en el X y el XII?. El error en la datación oficial no podemos atribuirlo al arqueólogo, pues este ha seguido esta teoría de la falta de las centenas, aceptadas en algunos ámbitos oficiales. La pieza en cuestión es muy similar a otras piezas datadas en el siglo XI, por lo que ante la similitud de coincidencias es datada en la misma época que las encontradas anteriormente. Este comentario, realizado por una persona de prestigio en el mundo académico, sobre la similitud de la lápida encontrada en Xàtiva con otras encontradas con anterioridad en otros lugares del Mediterráneo nos confirma que la presencia de musulmanes en la Península Ibérica durante el siglo VII, no es un hecho aislado, sino más frecuente de lo que hasta la fecha pensábamos, confirmando las tesis del historiador Ignacio Olagüe sobre la presencia de musulmanes durante el siglo VII en las zonas de influencia Bizantina.





El método de análisis para datar la lápida es bien simple: la primera lápida de estas características se dató en el siglo XI, ya que no podía pertenecer al siglo VII porque los árabes aún no habían invadido la Península Ibérica. En cuanto a la explicación de la fecha, también es sencilla: a todas las lápidas fechadas en el siglo VII le faltan las centenas, por lo que arbitrariamente y sin justificación alguna le añadimos cuatro centenas para que nos cuadre con las ideas preestablecidas. Una vez datada la primera lápida, a las demás, por analogía les atribuimos la misma fecha que a la primera. Esto explicaría también la datación de la necrópolis islámica de Xàtiva. Corresponde al siglo XI por encontrarse en ella una lápida del mismo siglo. El error fundamental de algunos estudiosos de la época islámica es el de aceptar de forma dogmática la entrada por la fuerza del Islam en la Península Ibérica en el año 711. Si pudieran desprenderse de estos prejuicios podrían aportar luz a muchos de los enigmas aún por resolver. De la polémica surgida del hallazgo de la lápida de Xàtiva, además de valiosas conclusiones, hemos obtenido una importantísima información: EXISTEN MÁS PIEZAS SIMILARES A LA DE XÀTIVA FECHADAS EN EL SIGLO VII.



A los investigadores que tienen conocimiento de estos hallazgos les rogaríamos que los hicieran públicos para que de su estudio podamos obtener la valiosísima información que nos lleve a disipar las dudas sobre la historia Islámica en la Península Ibérica. La redacción de “Identidad Andaluza” agradece el debate producido en todos los sentidos, quedando abierta a cuentas teorías sean necesarias para el esclarecimiento definitivo del enigma de la lápida de “La Bola de Xátiva”.



---------------------------------------------------------
avatar
Hakim
Admin
Admin

Masculino
Cantidad de envíos : 297
Edad : 38
Localización : BarceLona
Puntos : 785
Fecha de inscripción : 24/02/2008

http://estilodevida.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.