HABLANDO DE MORISCOS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

HABLANDO DE MORISCOS

Mensaje  Hakim el Sáb 29 Ago 2009, 16:40





La Universidad de Almería ha venido desarrollando en Vélez Blanco un interesantísimo curso de verano sobre los moriscos, en el que al fin vemos que la historiografía comienza a darle la vuelta a la que había venido siendo la historia oficial. Los andaluces debemos lo que somos a los moriscos, y se lo debemos por que somos descendientes de ellos, somos en buena medida, aquellos que tienen que bautizarse en una fe extranjera para ser aceptados, como nos sigue ocurriendo hoy día.



Es por eso que para ser aceptados hay políticos que se bautizan en cada declaración, en cada gesto, en cada decisión, para demostrarle a “España” al “Partido”… que ellos son más “eso” que nadie, que renuncian a lo suyo por los demás, cuando en realidad lo hacen para ser aceptados, sólo por un egoismo vergonzoso y vergonzante de ser reconocidos. Es por eso que para ser un buen “político” en Andalucía/Almería lo primero que hay que hacer es traicionar Andalucía/Almería. Así vemos como Almería es sacrificada por los políticos que aspiran a sentarse en un consejo de Gobierno en Sevilla, y como los que se quedan en Almería no hacen más que babearle al jefe de Sevilla a ver si lo lleva para allá… ahora quitamos Almería y ponemos Andalucía y el resultado es el mismo. El mismo.



¿Un ejemplo? La financiación autonómica. Manuel Chaves como presidente de la Junta de Andalucía afirmó que había que pensar más en España y menos en Andalucía en este tema… así nos ha ido… pero luego llegó el sucesor a título de presidente, José Antonio Griñán, y admitió que era “normal y lógico” que los catalanes supieran los números de la financiación y Andalucía no… y que él, sin verlos, sabía que serían buenos para Andalucía… la fé del carbonero.



El curso ha coincidido con la muerte de María Luisa, la hija de Blas Infante, el noble morisco reconocido como Padre de la Patria Andaluz. Morisco por que morisco es aquel musulmán al que bautizan y… realmente cuando un bebé en Andalucía aún no ha recibido el agua se suele decir que es “moro” o está “moro”, y eso no es de extrañar puesto que según el Islam todos nacemos musulmanes, por eso no existe el bautismo islámico. El caso es Infante fue a la Berbería y allí se reconoció -que no bautizó- musulmán.



Cuando dentro de unos días se conmemore el fusilamiento del Padre de la Patria Andaluza ya no estará ella. Pero tampoco estará ningún parlamentario andalucista (no digo del PA, digo andalucista), porque vamos, lo de Juan Manuel Sánchez Gordillo (CUT-BAI en IU) es de juzgado de guardia, luciendo en su despacho una bandera republicana… para ser maestro (¿de verdad que vive de ese sueldo y no del de parlamentario, como dice en la entrevista de El Mundo de hace una semana?) qué poco ha estudiado sobre cómo trató la II República a Andalucía… ¿es que no ha visto que lleva el color morado de los comuneros de Castilla, y una corona de castillos? ¿Es que no sabe que tan “española” era la tricolor como la roja y gualda? Este es otro que tiene que sentirse aceptado por el grupo, ser más progre que nadie, más independentista que nadie, más rojo que nadie… más que nadie…



El año pasado, por estas fechas, ya se sabía que la conmemoración del fusilamiento de Infante se haría a puerta cerrada en el Parlamento de Andalucía, como de tapadillo. Y se sabía también que no asistirían ni el presidente del Ejecutivo, Manuel Chaves, ni siete de sus consejeros, alguno de los cuales -caso del madrileño Gaspar Zarrías- tenía algo tan importante que hacer como irse a Galicia de mariscada con los percebeiros.



No deja de ser curioso un dato, y es los presidente autonómicos que más respeto han mostrado por los símbolos andaluces han sido ¡andaluces! Así pasó con Rafael Escuredo, y José de la Borbolla… si es que hasta Javier Arenas le tiene más respeto a los símbolos andaluces que el ceutí Chaves o el madrileño Griñán… y no hablemos de cariño… ¿qué cariño le puede tener a los símbolos andaluces la alicantina que preside el Parlamento o el canario que preside el TSJA? Pues el mismo cariño que un almeriense que presida el TSJPV… respeto sí… pero cariño… ahí está “Josep” Montilla, hacíendose el morisco en Cataluña, aferrado a la fe del converso… más nacionalista que nadie para ser aceptado.



Aquí, ni respeto.



Los moriscos al menos, mantenían su fe musulmana oculta, pero la mantenía ya que no merecía la pena que te echaran de tu patria por eso. Así hemos llegado hasta hoy.



Otra vez se hará a puerta cerrada el reconocimiento a Blas Infante, de quien los defensores de la Ley de Memoria Histórica, por cierto, se olvidan, liados como andan.



Pedir honor para Infante no es una cuestión de ser o no nacionalista, es una cuestión de ser o no andaluz. Es el Parlamento de Andalucía quien le reconoce como Padre de la Patria Andaluza en dos textos legales… pues trátesele como tal.



Igual deberíamos dejar de ser moriscos los andaluces “y volver a ser lo que fuimos”.




---------------------------------------------------------------
avatar
Hakim
Admin
Admin

Masculino
Cantidad de envíos : 297
Edad : 38
Localización : BarceLona
Puntos : 785
Fecha de inscripción : 24/02/2008

http://estilodevida.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: HABLANDO DE MORISCOS

Mensaje  Hakim el Sáb 29 Ago 2009, 17:01

“LA EXPULSIÓN DE LOS MORISCOS FUE UNA LIMPIEZA ÉTNICA



La cuarta jornada del curso de verano de la Universidad de Almería “La música en tiempos de los moriscos. Las expulsiones de una minoría” y el VIII Festival de música renacentista y barroca que se desarrolla en Vélez Blanco ha comenzado esta mañana con el catedrático de Estudios Hispánicos, Queen Mary, Universidad de Londres. Trevor J. Dadson, que ha participado esta mañana en el taller de historia, donde ha impartido la conferencia “Los moriscos que no salieron y los que volvieron”. Sus estudios y aportaciones son reconocidos internacionalmente. El es uno de los expertos que mantiene que “querían arrasar totalmente un pueblo y su cultura, no queda duda de que fue una decisión de limpieza étnica”.

Conocedor de multitud de fondos históricos, en sus investigaciones ha averiguado que los edictos de expulsión “contemplaban desde el principio que unos cuantos se pudiesen quedar. Los niños hasta cierta edad podían quedarse, las moriscas casadas y sus hijos con cristianos viejos podían quedarse, los moriscos que eran curas o monjas, no tenían que probar que eran moriscos de verdad. Con el paso de tiempo se fue ampliando por presiones de los grupos de poder los grupos que podían permanecer”.

En algunas zonas “el 40% de los moriscos del lugar quedan excluídos de la expulsión, como el valle de Ricote en Murcia, entre enfermos, impedidos, curas y monjes, mujeres y niños”.
Como algunos logran permanecer en sus pueblos sin ser expulsados, entonces es “más fácil para ellos volver porque en el pueblo casi cualquier morisco tiene un familiar, así saben que pueden volver a pueblos que ya tienen contingentes de moriscos, como ocurrió en el Campo de Calatrava donde volvieron tres veces”.

En su intervención ha subrayado que los moriscos de las zonas de Castilla la nueva, Extremadura y parte norte de Andalucía, cuando salen los bandos de expulsión “pensaron que nos le iba a afectar, porque se veían como españoles, llevaban siglos viviendo allí. Cayó como una bomba cuando tuvieron que salir. Empezaron a hacer solicitudes para quedarse”.

Trevor J. Dadson ha tenido acceso a solicitudes que aún se conservan, y en las que aparecen datos curiosos con narraciones muy personales, como por ejemplo, el de una morisca que dice “no tengo hijos ni estoy en edad de tener. Dejaba claro que no iba a tener descendencia. Los moriscos eran conscientes de los móviles de la expulsión”.

Al leer estas historias, “sentí una enorme tristeza, porque saben que se trata de una limpieza étnica”. Es más, este catedrático ha estudiado bandos de expulsión del Duque de Lerma en los que llega a decir que “las tierras de España tienen que quedar completamente limpias para que no quede memoria de ellos”.

Una de las estrategias que buscaron para no tener que salir fue casarse con cristianos viejos. “Iban de pueblo en pueblo. En Villarubia se constata como subió el número de matrimonios en la época de la expulsión. Reunían a todas las moriscas para casarlas con cristianos viejos. El cura está casando continuamente, vienen en grupos familiares, y el número de matrimonios sube, pero no sube el número de bautismos, tarda bastante en recuperarse, con lo cual se desconoce si se casaron de verdad o no”, es decir, si se quedaron en uniones matrimoniales de conveniencia.

En Vélez Rubio “los moriscos eran el 40% del pueblo, si son expulsados ese pueblo muere, se extingue porque era casi la mitad del pueblo”. Los artífices de la primera expulsión “reconocieron después que habían vuelto todos. Los primeros volvieron andando de Francia, durante la noche, por caminos secundarios, y para finales de año, ya habían vuelto la mayor parte, en algunos municipios como Villa Rubia”.

Entre ellos se ayudaban. “Los escondían en las sierras y les llevaban comida. Los metían en sus casas. Cuando compraban los bienes que les obligaban a vender se los devolvían después”.
Sobre las razones de la expulsión, coincide con otros expertos en que no hay “nada exacto de cúando, dónde, cómo y por qué. En los papeles hasta ahora no ha salido. Es algo inexplicable muy difícil de entender. La secuencia de expulsión duró entre cinco o seis años. Los que vuelven se mezclan con los que salen, se hizo un lío tremendo”.

Por último, recordó el caso de un soldado de origen morisco que ayudaba a sus compatriotas a retornar. Uno de los moriscos que había sido expulsado afirmaba “nuestra querida patria”.




----------
avatar
Hakim
Admin
Admin

Masculino
Cantidad de envíos : 297
Edad : 38
Localización : BarceLona
Puntos : 785
Fecha de inscripción : 24/02/2008

http://estilodevida.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.